El cartón ondulado es el embalaje sostenible por excelencia, porque es natural, 100% reciclable y biodegradable y respeta la salud del consumidor y del planeta. Esta condición la ha tenido siempre, pero cobra en el siglo XXI una relevancia fundamental, ya que puede convertirse en un verdadero aliado contra el cambio climático. En efecto, las plantaciones destinadas a producir madera para el sector papelero representan el 20% del total de los sumideros forestales y fijan unos 50 millones de toneladas de CO2 al año.

Son muchos los consumidores que se preocupan por las consecuencias medioambientales de sus compras; muchas las empresas que han comenzado a abanderar políticas de responsabilidad social corporativa; muchos los gobiernos que ya están legislando para que quien contamina, pague, y para que la huella de carbono que genera cada actividad industrial se cuantifique y se reduzca a través del uso racional de las materias primas y de la innovación en materia tecnológica y de diseño.

Según datos de la Federación Europea de Fabricantes de Cartón Ondulado (FEFCO), el sector europeo de fabricantes de cartón ondulado ha conseguido reducir un 11,7% su huella de carbono en los últimos tres años.

La industria del embalaje de cartón ondulado está haciendo sus deberes y el resultado final de esta carrera tecnológica es el ahorro de materias primas, combustible, energía y emisiones; así como la reducción de la contaminación ambiental. Cada una de estas novedades contribuyen a mitigar el cambio climático y a preservar la calidad de vida en el planeta.

El esfuerzo desplegado por la industria para consolidar al cartón ondulado en el podio de la sostenibilidad es enorme y se apoya en estudios científicos y en datos cuantitativos que refrendan, una vez más, el liderazgo de este material dentro del ámbito de los envases y embalajes.

Los compañeros de www.grafous.com han puesto en marcha un movimiento llamado “cariño, dame otra oportunidad”, donde se pretende a través de la impresión 3D, darles otra utilidad a los desechos del papel y cartón sobrante de los pliegos, y convertirlos en tacos de papel de 10×10 que regalarán a sus clientes.

Fuente imagen: GRAFOUS

Fuente imagen: GRAFOUS

Es una forma creativa y divertida de transmitir a sus clientes sus ideales de reciclaje y reutilización del papel. El diseño es de Xurxo Baca (“La caca de la vaca“) y la imprenta en cuestión la ha diseñado y fabricado Imgrafor